dudosa geografía urbana

La dignidad de la política

Mi equipo de fútbol viene de sufrir una temporada muy mala y ha empezado fatal sus nuevos retos. Va de fracaso en fracaso. Ayer me topé en el televisor con una tertulia deportiva en la que numerosos vociferantes agitaban la última derrota. El protagonismo de la conversación, por supuesto, no se sostenía en los comentarios sobre el juego de los futbolistas, la situación real del equipo y sus posibles carencias, sino en el tono mismo del programa, más próximo a la astracanada que al periodismo. Fuera de lugar estaría quien quisiese opinar sin muecas, odios, desprecios, indignaciones y sentencias rotundas. Me impuse como disciplina no apagar el televisor.

Seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2019/09/22/la_dignidad_politica_99043_1023.html