Los lectores de la Biblia, Esquilo, Sófocles, Cervantes o Shakespeare están acostumbrados a sentir por dentro situaciones en las que la Justicia no es lo mismo que el Derecho o que la autoridad. También sienten, sobre todo si se han acercado en sus lecturas al mundo ilustrado, que no es posible sostener la Justicia sin la autoridad del Derecho. Entre realidades, injusticias y derechos, los lectores se ven obligados a decidir, a ponerse en la piel del otro.

seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2021/04/18/democracia_derechos_justicia_helena_119380_1023.html