Libros publicados

Título: Una forma de resistencia
Autor: Luis García Montero
Año de publicación: 2012
Lugar: Madrid
Editorial: Alfaguara
Ediciones:
Una forma de resistencia

Una forma de resistencia

06 junio 2012

En un mundo dominado por lo material pero en el que, paradójicamente, las cosas han perdido su valor, Luis García Montero emprende, con elegancia, ironía y gran sensibilidad, este hermoso inventario. Repasa y revisa algunas de sus pertenencias, guiado por la necesidad de «tocarlas una a una, como un deseo de rebeldía, como una forma de resistencia».

«Los banqueros cuentan sus beneficios, los políticos sus votos y los poetas sus cosas. Cuentan y recuentan las cosas en las que se quedó enredada su vida. En los días de meditación y soledad, de vagabundeo doméstico, tomo conciencia de que tengo la casa llena de cosas. No se trata exactamente de que me importe tirar cosas, sino de que tengo inclinación a conservar las cosas que son mi casa. Para no confundir una fiesta con un acto de barbarie, conviene pensar lo que se desecha cuando se tira la casa por la ventana. Las cosas con capacidad de convertirse en un recuerdo suponen el deseo personal de atender a la vida, de vivir con atención, con amor.»

Pequeñas piezas sobre objetos de uso tan cotidiano que a menudo nos pasan inadvertidos… Una copa, un reloj, una butaca… enseres rutinarios y aparentemente anodinos, todos ellos cobran vida y carácter propio en este hermoso libro que puede abrirse en cualquier página.

Una Respuesta a “Una forma de resistencia”

  1. Jesús Pons Dominguis dice:

    El nuevo libro de Luis García Montero es un ejemplo de cómo los poetas adquieren cierta sensibilidad hacia las realidades concretas y cotidianas que a menudo pasan desapercibidas a las miradas menos atentas ocupadas en abstracciones en ocasiones estériles.Únicamente una mirada amorosa hacia las cosas puede captar el valor de lo pequeño, de aquéllas cosas que contribuyen a facilitarnos la vida, hacerla más agradable y llevadera.Por todo ello este libro de Luis García Montero es un regalo.