dudosa geografía urbana

El lector – Artículo en EL PAIS Andalucía el 9 de mayo de 2009

Un adolescente se enamora de una mujer madura. Cada día, antes de hacer el amor, la mujer le pide que lea en voz alta. Novelas, dramas, poemas, viven en una habitación alemana y fría de posguerra, y facilitan la intimidad, el desnudo compartido. Se separan, pasan los años y el muchacho se convierte en un estudiante de derecho que asiste por casualidad al juicio en el que su antiguo amor es condenado por crímenes nazis. Había consentido que un numeroso grupo de judías prisioneras ardiese en el interior de una iglesia. El estudiante descubre entonces la historia cruel e imperdonable de la misma mujer que le había enseñado las ternuras de la vida. Como descubre también que es analfabeta, le envía a la cárcel durante años algunas cintas con lecturas grabadas. Novelas, dramas, poemas, acompañan su cautiverio.
[…]

Para seguir leyendo, ir a El lector – ELPAÍS.com