dudosa geografía urbana

Textos como espacios públicos – EL PAIS

Mario Benedetti solía repetir una frase que Octavio Paz aplicó a Antonio Machado: «conciencia de la poesía y poesía de la conciencia». Su manera de contar y de cantar, su modo de perseguir una claridad ética y una música coloquial para sus versos, entroncaba con una tradición fuerte de la lírica hispana, que Mario conoció en la obra del poeta argentino Baldomero Fernández Moreno. Uno no es personal por escribir desde la nada. Al contrario, la voz personal sólo se consigue cuando alguien acierta a encontrar sus influencias adecuadas. Y eso consiguió Mario Benedetti al leer en serio a Machado, Lugones y Fernández Moreno.

[…]

Sigue leyendo en EL PAIS