dudosa geografía urbana

Ley de pobretería – EL PAIS Andalucía

Me incomoda el nombre de Ley de Extranjería. Resulta demasiado poético. El extranjero no dejó nunca de ser una figura con dos sombras. Llegar de otros lugares, a veces con otra lengua y otra piel, sirvió desde luego para levantar recelos, para crear inquietud en la rutina de la identidad. Nada más útil que una presencia extraña para imponer la identificación con la propia sangre. El blanco se siente más blanco ante la mirada del negro, el católico comprende con orgullo las ventajas de su tradición ante las oraciones exóticas de los infieles.

Seguir leyendo en EL PAIS Andalucía 31/10/09

2 Comments

  1. MCGYVER el 3 noviembre 2009 a las 17:34

    Estoy totalmente de acuerdo, por que consentimos que nos manipulen a su gusto, cuando nos dicen una cosa y hacen otra muy distinta. Es que ya no tenemos iniciativa, ni voluntad de manifestarnos, ante tan clara regresión de las igualdades .
    Parece que hoy solo interesa quitarse de encima a todos los que en su día, habían han echo que creciéramos, se llenaran las arcas, pero siempre desde una mirada distante, a parte.
    Tendríamos que volver la vista hacia atrás, y adelante, pues según corren los tiempos muchos tendrán que volver a realizar el mismo camino que abuelos/as , padres ect.. (emigrantes por fuerza), los mismos que ahora pretendemos expulsar o maltratar con esta nueva» Ley de extranpobrería».



  2. pulce el 28 mayo 2010 a las 16:05

    Estoy de acuerdo…pero alguien puede esplicarme mejor la frase: esta no es una ley de extranjeria sino de inmigracion (no soy espanola no entiendo bien la sutil diferencia).
    gracias