dudosa geografía urbana

La ley del humor

Poco antes de morir, Newton le contó a su amigo William Stukeley la famosa historia de la manzana. Al ver cómo caía del árbol, empezó a preocuparse por la ley de la gravedad. Si no soportase la atracción de la tierra, la manzana podría salir volando hacia arriba, o bailar un poco a la derecha y la izquierda antes de quedar suspendida en el aire. Más que la ley de la gravedad, el protagonismo en la bahía de Cádiz lo tiene la ley del humor. Se agradece, sobre todo cuando la realidad es una piedra que quiere darnos en la cabeza.

Seguir leyendo en Publico.es – 17 agosto 2010

1 Comment

  1. bohemia el 19 agosto 2010 a las 02:33

    Lo cierto es que en esta tacita de plata hay mucha ironía y mucha gracia…pero es que ya se sabe que con humor todo se sobrelleva más facilmente. Aunque las cosas se pongan color de hormiga, si se las adereza con un poquito de guasa todo sabe mejor…Llámame optimista, llámame ingenua, llámame…»gaditana».

    Saludos