dudosa geografía urbana

El abrazo negativo

Como era de esperar, la campaña sube de tono. Los dos partidos mayoritarios se critican, se acusan, se maltratan. El votante perplejo tiene la sensación de que, a falta de propuestas y de un discurso en positivo, los líderes del PSOE y del PP encuentran una salida cómplice en el retrato negativo del contrario. Pero la perplejidad aumenta al comprobar que esta apuesta por lo negativo está formulada a través de una realidad paradójica. Cada cual utiliza de forma muy dura sus propios defectos para castigar al adversario. Sería una locura que un negro contase chistes racistas sobre lo malos que son los negros o que un homosexual se dedicara a defender el machismo para negar la sexualidad libre. Pues este tipo de paradojas negativas está marcando la campaña electoral.

Seguir leyendo en Publico.es – 12 mayo 2011