dudosa geografía urbana

¿Solidaridad o caridad?

El terremoto de Lorca suspende la campaña electoral. Hay quien piensa que se trata de una medida electoralista, una farsa sentimental ante el dolor que permite la foto humana de los candidatos en el paisaje de la catástrofe. Después de valorar los peligros de la demagogia y el gusto de las audiencias por la desgracia, el votante perplejo considera que los partidos políticos han hecho bien en suspender la campaña. No está mal escenificar la solidaridad ante una tragedia. Lector de Simone Weil, siente que la vida humana es sagrada. Siempre ha dudado de cualquier ideología y de cualquier acción, legal o ilegal, que se atreva a cruzar la raya de la vida humana. La suspensión de la campaña, más allá de la posible manipulación electoralista, supone un acto de solidaridad ante la muerte y el sufrimiento.

Seguir leyendo en Publico.es – 13 mayo 2011