dudosa geografía urbana

Envejecer con ella

Tal vez se trata de la misma ilusión, pero su voz seductora siempre ha elegido el vocabulario y el tono según las necesidades de la edad. Llevamos muchos años hablando de todo. Vivir con ella supone provocar en cualquier momento conversaciones sobre el amor, el odio, el miedo, la alegría, las ilusiones y el lugar melancólico de los sueños perdidos. Los sueños perdidos son un lugar, igual que el presente, eso dice ella, y conviene hacer los lugares habitables para encontrar en el fuego lo mejor de nosotros, no un caldo sucio de rencores y facturas.

Seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2019/04/21/envejecer_con_ella_94170_1023.html