La palabra identidad nos acerca al hecho de ser y, por lo tanto, a las características que nos definen, nos identifican o nos distinguen de los demás. También alude a la conciencia que cada persona o colectividad elabora de sí misma. No es lo mismo el ser que la conciencia del ser. Esas reflexiones no me las despierta la actualidad española o mundial tan preocupada por los debates de sesgo nacionalista, sino mis muchos años dedicado al estudio de la literatura del exilio. Son inseparables de esta cuestión humana las palabras de Rafael Alberti, María Teresa León, Francisco Ayala, María Zambrano, Luis Cernuda, Concha Méndez, Max Aub o Adolfo Sánchez Vázquez. La experiencia del exilio es inseparable de una meditación sobre la identidad.

Seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2019/12/14/pensar_identidad_101985_1023.html