El hombre acecha es un libro de especial importancia en la obra de Miguel Hernández. Escrito durante la guerra, destaca en él una preocupación humana emocionante. No se trata ya de defender las ideas por las que se lucha o denunciar al enemigo, sino de mirarse a las propias manos. Aunque se tenga la razón, es peligroso que las injusticias ajenas, el rencor y el odio nos conviertan en una fiera. Miguel Hernández se miro las manos; tuvo miedo de verlas convertidas en garras por culpa de la crispación: «Garras que revestía / de suavidad y flores, / pero que, al fin, desnuda / en toda su crueldad».

Seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2020/02/22/

miguel_hernandez_tambien_deberia_ser_derecha_espanola_104254_1023.html