Como un policía con modos autoritarios, el mundo nos pide la identificación. Estoy en Londres, en el Teatro Cervantes, acompañado de hispanistas, y la pregunta sobre la historia y el sentido de España se desplaza ahora a la preocupación sobre el futuro del Reino Unido después del BrexitPese a los nacionalismos de voz supremacista, el mundo global es un racimo de cerezas. Todo está unido, aunque no dejan de ser extrañas esas dudas sobre el destino inglés, porque hasta ahora los conflictos democráticos flotaban casi siempre sobre España en los encuentros bilaterales. En todas partes quema la historia, y muchas vidas tuvieron motivos para denunciar la piratería y las maniobras oscuras de los intereses internacionales británicos. Pero es verdad que ellos no habían tenido argumentos para poner en cuestión su democracia o para pensar que se la deben a Europa.

Seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2020/03/01/

el_mundo_nos_pide_identificacion_104513_1023.html