Que no se me olvide este año la máquina de afeitar, se dice Juan, mientras saca la maleta del trastero y repasa mentalmente una lista de las cosas que debe ordenar encima de la cama. Los olvidos son una condena en su vida. Cada vez que se encuentra de camino, echa en falta los huecos del equipaje. Así que hoy intenta evitar las prisas y prepara con atención un paisaje de camisas dobladas, los bañadores, los pantalones, la bolsa con las sandalias y la ropa interior. Repasa el neceser con el peine, el cepillo de dientes, la máquina de afeitar y la caja de condones. En la mochila tiene el bono del hotel, los billetes de avión y un pasaporte que brilla lleno de ilusiones. ¡Qué buen destino este año! Mañana meterá también la novela que está leyendo y el cargador del móvil.

Seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2020/08/02/modos_hacer_equipaje_109581_1023.html