Llevo semanas interesado en comprender los verdaderos motivos de todas las actividades que la derecha española organiza los domingos por la mañana. Llenar los parques públicos con banderas de plástico y convocar atascos de coches para pitar mucho y sacar por la ventanilla los colores nacionales es ya una costumbre dominical. Mala costumbre. Los que nos sentimos españoles, y no compartimos la tradición carlista de la intolerancia, el absolutismo, las cadenas y el dogma, vemos con tristeza la vieja costumbre de utilizar la bandera y el nombre de España para excluir de la nación a la mayoría de sus habitantes. No se quiere defender a España, sino expulsarnos de ella a todos los que no comulgamos con un tradicionalismo furibundo.

Seguir leyendo en:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2020/10/18/

papa_gobierno_socialcomunista_112175_1023.html