Ayer vino mi hija Elisa con su novio a comer a casa. Me trajo un táper con carne en salsa de las que hacía mi abuela Elisa. Desde que no vive con nosotros se ha hecho una magnífica cocinera. Almudena le enseñó muchas cosas, pero en su vida independiente ha perfeccionado por su cuenta el arte de dar bien de comer a los suyos. Pidió a mi madre, también Elisa, aunque todo el mundo la llama Chiqui, que le enseñase a hacer esa carne en salsa que a mí me gusta tanto.

Yo correspondo en la medida de lo

seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2020/12/20/

mi_hija_elisa_hijo_del_chofer_114664_1023.html