Empezar el año con una apelación a la sensatez parece una manera poco ambiciosa de encarar el porvenir. Pero después de lo que hemos visto en los EEUU, y no me refiero sólo a la invasión del Capitolio, sino a la descomposición durante meses del Partido Republicano y de buena parte de la sociedad democrática norteamericana, conviene recordar la meditación que Albert Camus hizo en su discurso de recepción del premio Nobel. Era 1957.

seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2021/01/17/apelacion_sensatez_115496_1023.html