Escribo pícaro, granuja, villano, pilla, doloso, tunante, desvergonzado, taimada, enredadora, coyote, zorro y granuja. Luego elijo otra perspectiva y escribo ilusa, inocente, ingenuo, cándido y candorosa. Aunque también puedo acompañarme de palabras como débil, frágil, alicaída, alfeñique o endeble. O quizás palabras como engañada, seducido, imprudente, irreflexivo, temeraria, irresponsable, ligero, aturdida, confiado y atolondrada. ¿Y por qué no? Necio, tonto, imbécil, sandio, simple, estúpida, berzotas, mentecato, porfiada, cretino, torpe…

seguir leyendo en:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2021/01/24/

vacuna_picaresca_negacionismo_115807_1023.html