Hi ha tristesa darrera les paraules, escribió Salvador Espriu en un poema, Les paraules, que leí por primera vez en la antología Poetas catalanes contemporáneos (1968), una estupenda antología preparada por José Agustín Goytisolo. Recuerdo este verso al oír muchas declaraciones que estallan en medio de esta campaña con motivo de las elecciones convocadas para el próximo 14 de febrero en Cataluña. Y confieso que siento dudas a la hora de escribir “las declaraciones que estallan”, porque es verdad que durante las campañas electorales suelen estallar las afirmaciones, las denuncias y las promesas, pero también es verdad que, por desgracia, esos fuegos artificiales se han convertido en el incendio natural de todos los días. La agresividad irrespetuosa y avasalladora, con pocas razones y muchas mezquindades, se desplaza poco a poco de las coyunturas urgentes a los cimientos cotidianos. Por desgracia los estallidos no son ahora una simple característica electoral.

seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2021/02/07/barcelona_no_bona_116362_1023.html