Convivir genera conflictos. La política democrática es la mejor manera de resolver los conflictos sociales. En las viejas escuelas se obligaba a los niños traviesos o despistados a copiar muchas veces una frase para que no se olvidasen de un deber, una regla, un dato o un pensamiento. La repetición castigadora fue un modo escolar de superar esa canallada dogmática de “la letra, con sangre, entra”. Vamos a dejarnos de sangre. Yo no quiero hacer sangre. Pero me obligo a mí mismo a copiar unas cuantas veces una frase que condensa el corazón de la política democrática: la política debe servir para resolver conflictos, la política debe servir para resolver conflictos, la política debe servir para resolver conflictos, la política debe servir para resolver conflictos…

seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2021/05/30/espana_merece_indulto_121101_1023.html