Nunca ha salido gratis la luz. En su alargado diálogo con el mundo, los seres humanos han pagado siempre un alto precio por ella. Los peligros de la oscuridad y el frío vienen con nosotros desde el principio de los tiempos, hasta el punto de que algunas tribus primitivas convirtieron en divinidades al sol, a la brillante luna y a las estrellas, ya que suelen repartirse de manera regular, aunque no de forma equitativa, los esfuerzos lumínicos del día y la noche.

Seguir leyendo en infoLibre:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2021/09/19/el_precio_luz_124625_1023.html